28 nov. 2011

Sean Wheeler y Zander Schloss, "Walk thee invisible"


KEPA ARBIZU


La unión de Zander Schloss, miembro de los clásicos del punk Circle Jerks, y de Sean Wheeler, integrante de los inclasificables y crudos Throw Rag, debería dar por pura lógica como resultado un proyecto musical dominado por las guitarras eléctricas o la potencia. Todo lo contrario sin embargo sucede con la conjunción de fuerzas de estos dos músicos.

“Walk thee invisible” es un disco excepcional, una de las sorpresas, como mínimo, de este último años aunque lleve editado ya unos meses. Diría que cualquier amante de las “raíces” quedará atrapado de este álbum, pero en verdad cualquiera con una verdadera sensibilidad por la música debería sentir lo mismo, porque la gran virtud de estas canciones es el apabullante sentimiento que transmiten.

La voz de Sean Wheeler es uno de los alicientes de este apasionante proyecto, con una textura rasgada y cruda llama la atención por la forma en que se mueve por todo tipo de terrenos, todos ellos con un fuerte componente emotivo. Una mezcla que consigue un resultado de lo más llamativo.

Todos los estilos, dentro del ámbito clásico, son un buen medio para dar forma a grandes melodías. “Retablo” juega con la mezcla de blues, jazz y swing, en su faceta más oscura al estilo de Tom Waits; “So low she rose” o “2nd & hill” transitan por el folk y/o el country; En “Kissing rust” hay ecos de rock and roll clásico también baladas emotivas como “Stranded” y “Spiritual” se acerca al gospel.

Esta curiosa mezcla de dos músicos procedentes de grupos “ruidosos” es capaz de dar forma a uno de los discos más emocionantes que he escuchado últimamente.