12 ago. 2012

“Researching the Blues”. El regreso triunfal de Redd Kross



KEPA ARBIZU

Por fin es una realidad el nuevo disco de Redd Kross. Ya está aquí. Por momentos corrió el riesgo de convertirse en una de esas eternas promesas que nunca termina de cumplirse. Tras 15 años desde aquel “Show World”, el grupo estadounidense presenta sus nuevas canciones. 10 concretamente y con una duración de poco más de media hora.

Una vez solucionado el tema de la llegada del ansiado regreso, falta por resolver que nos depara esta vuelta. La parte “peligrosa” que conlleva esa alta expectativa creada se esconde, precisamente, en la comprensible exigencia por mantener, o superar, su habitual alto nivel. Resolviendo incógnitas de forma rápida y concisa, “Researching the Blues” es un disco sobresaliente.

Redd Kross es una banda que comenzó con un sonido predominantemente punk a la que se evolución le llevó hasta intentar conseguir, y han sido uno de los más eficientes en la consecución de dicha tarea, compaginar las melodías pop con una fuerte presencia guitarrera. Con esa idea en la cabeza continúan a tenor de lo visto en su flamante nuevo álbum. Para su grabación la formación que ha tomado parte es la misma que reanudó las actividades en el 2.006, o lo que es igual, aquellos que registraron “Neurotica”. Es decir, los hermanos Steve y Jeff McDonald, Robert Hecker y Ry McDonald.

Si todavía existen dudas sobre el estado de forma en el que podrían estar los californianos para su nuevo disco, el primer tema (homónimo) que nos encontramos, ya nos las disipa por medio de una demostración de músculo donde una contundente sección rítmica acompaña a una agresiva guitarra. Las melodías marca de la casa no pueden faltar. Al igual que sucede en “Uglier”, una muestra perfecta de los que supone hacer power pop rabioso. Más melódicos nos los encontraremos en “Choose to Play”. En todas ellas se visualiza el espíritu construido por la propia banda así como la de otras, también dadas a este tipo de composiciones, como Cheap Trick, Enuff Z’Nuff o The Knack.

Pero si en este grupo de temas predomina el impacto y contundencia, el pop también tendrá sus importantes cotas de protagonismo. No olvidemos que precisamente conjugar ambas tendencias es uno de los puntos fuertes de esta banda. Y si de estribillos pegadizos se trata es lógico encontrar la referencia en The Beatles, evidente en temas como “Stay Away From Downtown” aunque disimulada entre altas dosis de electricidad, o de una forma más obvia como “Meet Frankestein”. Incluso en “Hazel Eyes”, construida con sonoridades algo más complejas, se aprecian esas mismas fuentes.

Pero no solo de los de Liverpool vive el hombre (en este caso Redd Cross), en “Dracula’s Daughters”, también con elementos claramente pop (esos coros “shalala”) es el eco de unos Small Faces el que se aparece en lo que es el momento más “retro” de todo el álbum. “The Nu Temptations” recupera el vigor y se muestran otra vez arrebatadores acercándose en esta ocasión a The Who.

Al igual que sucede con algunas situaciones, en que esperar o hacerse esperar es el preludio del éxito, Redd Kross han tardado 15 años en mostrar su nuevo material pero casi todo aquel que se acerque a él convendrá en que ha merecido la pena la espera, al encontrar en él la pura esencia de la banda, si cabe incluso con una fiereza pocas veces vista antes. Esperemos, ya de paso, que este “Researching the Blues” sirva para dar a conocer al grupo a un público mayoritario. Sino es así, sólo nos quedará seguir disfrutando de uno de los secretos mejor guardados y más gratificantes del rock.

Escrito originalmente: http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article40310