10 jul. 2014

‘Emma Jean’, de Lee Fields & The Expressions


KEPA ARBIZU

Puede sonar a repetitivo e incluso a campaña de marketing, pero es totalmente cierto que el soul en la actualidad vive un momento realmente interesante, y dejar pasar todo lo que se está cocinando en él en base a las adoraciones exclusivistas del pasado sería todo un error. No estamos hablando de casos puntuales o de grandes figuras que eclipsan a todos los demás, al contrario, asistimos a una efervescencia de lo más variada, y como no podía ser menos, dentro de esa amalgama nos podemos encontrar con artistas de una relativa edad y trayectoria considerable facturando discos que son auténticos aldabonazos de intensa pasión. Hablamos, por ejemplo, de Lee Fields. 

El intérprete norteamericano lleva en activo desde finales de los años sesenta, pero su carrera adolece de una trayectoria constante y sí, por el contrario, con remarcados altibajos. Se podría decir que su reconocimiento unánime está fechado en el momento en el que se encuentra con su actual banda de acompañamiento, The Expressions, lo que se traduce en la publicación de My World en el 2009. Unos músicos que no sólo le han acompañado en ese recorrido a la hora de establecer su estilo musical, en el que paulatinamente ha ido profundizando, sino también cada vez mostrándose más potentes y tomando un lugar destacado. 

Un camino éste que encuentra en el nuevo álbum lo que parece la culminación del trayecto. Un disco inyectado de melancolía, no obstante el título de Emma Jean hace referencia a su madre muerta, y soledad, ya sea tratada desde una mirada interna o desde un punto de vista más colectivo, lo que todavía redunda más en la idea de trabajar un soul intenso y grave pero siempre muy bien matizado. Una grabación que ha tenido lugar en los estudios del últimamente ubicuo Dan Auerbach, que también ha aportado a la mezcla y producción, incluso llegando a escribir uno de los temas (Paralyzed). 

Un bajo palpitante y un teclado juguetón son los que nos introducen en el disco por medio de Just Can’t Win, en el que nos topamos con la personal voz de Lee Fields, rasgada y emotivamente erosionada por el paso del tiempo que nos recuerda a clásicos como Wilson Pickett. Ese tono emocional e íntimo irá aumentando en canciones como Magnolia, brillante versión de JJ Cale, o Paralyzed, una composición del líder de The Black Keys en la que se nota su impronta en el sonido, pero en las que todavía se observa cierta contención en detrimento de una gran elegancia. 

Será con la llegada de Eye to Eye, con destellos de intensidad a lo James Brown, Still Gets Me Down o Don’t Leave Me this Way, donde se observan los ecos de Solomon Burke, cuando el dramatismo y la épica vayan tomando su representación más acentuada, logrando momentos realmente sobresalientes y sobrecogedores. Más rítmico sin embargo se va a mostrar en la robusta Talk to Somebody, toda una demostración de de The Expressions, o en la ya abiertamente funk y más luminosa Standing by Your Side. Con Stone Angel llegará el momento en el que coquetee con construcciones algo más “modernas”, llegando prácticamente a rapear en un entorno musical más ambiental y envolvente. 

Emma Jean es un magistral disco que supone la consolidación del proyecto musical que han formado Lee Fields y The Expressions, una banda que con este trabajo da un paso adelante definitivo tomando un papel esencial a la hora de conformar ese soul intenso y emocional que ha conseguido el cantante norteamericano. En sus canciones vamos a encontrar los ecos de muchas de las voces clásicas del género, pero ni mucho menos se trata de una mera recreación de estilos, sino la materialización del suyo propio y la inscripción de su nombre como referencia ineludible. 

Escrito originalmente para: http://www.paisajeselectricos.com/2014/06/25/emma-jean-de-lee-fields-the-expressions-2/