3 dic. 2013

Billie Joe Armstrong & Norah Jones: ‘Foreverly’



KEPA ARBIZU

No es nada nueva la decisión de aglutinar una voz masculina y otra femenina para interpretar un repertorio musical. Hemos visto ejemplos muy variados a lo largo de los años que además han jugado, más o menos según los casos, con el choque de tonalidades lógicas que se producen. El turno ahora le ha tocado al frontman de Green Day Billie Joe Armstrong y a la cantante Norah Jones. Dicha conjunción tiene como meta reproducir Songs Our Daddy Taught Us, el disco que The Everly Brothers editaron homenajeando a la música popular norteamericana. 

La decisión surgió del intérprete punk, ya que como él mismo ha explicado es un álbum que estuvo escuchando repetidamente durante una temporada. La búsqueda de un acompañamiento propicio para reproducir esa interpretación vocal recayó en Norah Jones. Si la aparición de esta última parece a priori más lógica observando su carrera (participa en el grupo The Little Willies que tiene ese tipo de sonidos como influencia), tampoco debería de extrañar tanto la de Billie Joe Armstrong, sólo hay que recordar alguno de sus proyectos paralelos como Foxboro Hot Tubs en el que demostró su amplitud de miras. 

A partir de ahí recae en el talento de ambos saber recrear la perfecta simbiosis de voces que The Everly Brothers conseguían, ya que a pesar de desarrollarse en un entorno de rock and roll sus armonías desprendían una gran dulzura. Para ayudar a recoger la esencia de aquel contexto, en este disco toman parte músicos habituales en la escena americana, todo ello bajo el manto de una grabación mayoritariamente acústica y con un regusto clásico. 

A pesar de que es la voz del líder de Green Day la que suena en primer plano por norma general, es el contrapunto que aporta Norah Jones el que definitivamente dota al conjunto del elemento definitivo para conseguir acercarse de manera bastante fidedigna a la recreación que realizara el dúo estadounidense a finales de los años 50 a la hora de homenajear a las raíces americanas. 

A lo largo de este Foreverly la pareja se dejará llevar por los ritmos románticos y embriagadores de “Kentucky” o por los más clásicos al estilo hillbilly de Hank Williams que aparecen por “Barbara Allen” o “Oh So Many Years”. Frente a las dulces y magníficas melodías que componen “Lightning Express” o “Rovin Gambler” asoman tonos más oscuros como “Down in the Willow Garden” o la nostalgia que desprende “Rockin’ Alone (In an Old Rockin’ Chair)”. 

Todo ello forma un conjunto que consigue un éxito por partida doble: primero trasladar hasta el presente canciones compuestas hace mucho tiempo y sobre todo, lo más importante, conseguir recrear la esencia de esas raíces sonoras, antecedente de cualquier desviación del rock, que va desde lo más íntimo o cálido hasta lo más truculento en algunos pasajes. Un arriesgado intento que ambos saldan con buena nota. 

Escrito originalmente para: http://www.paisajeselectricos.com/2013/11/29/billie-joe-armstrong-norah-jones-foreverly/