19 may. 2011

"Adventure time", The Cute Lepers. Tiempos nuevos, punk clásico


KEPA ARBIZU


Mucho se podría hablar sobre lo que es, o no, el punk y el resultado sería que cada cual tendría su propia idea y muy probablemente su cuota de verdad. Desde las teorías sociológicas-artísticas del prestigioso crítico musical Greil Marcus, la irreverencia que practicaron los Sex Pistols, el “hazlo tu mismo”, la jugada maestra de marketing y moda que supuso, el compromiso político de bandas como The Clash o Crass e incluso el divertimento de la visión de bandas como The Rezillos, han dado forma a este movimiento multiforme y anárquico.

The Briefs se empeñaron desde comienzos del siglo XXI en mantener viva esa bandera para más tarde dos de sus integrantes, Steve Nix y Steve Kicks, dar forma a The Cute Lepers, en la que claramente ponían su mirada en la parte más clásica del estilo decantándose por las tendencias más pop y melódicas en detrimento de las crudas y “sucias”. De esa manera han quedado emparentados con grupos como Undertones o Buzzcocks, y por ende con la “new wave” de Elvis Costello o The Jam.

Su primer disco, “Can’t stand modern music” fue un auténtico decálogo de revival” punk, desde todos los puntos de vista, ya desde el claro homenaje en el título a los Rezillos. Ahora llega el tercer álbum de una banda que en el 2009 logró superar la trágica muerte de uno de sus guitarristas, Travis Criscola, y que hace de su sección femenina dedicada principalmente a los coros uno de sus reclamaos más llamativos y originales.

Para su nuevo trabajo “Adventure time”, siguen confiando en el productor de sus anteriores grabaciones, incluídas las de The Briefs, Johnny Sangster (Supersuckers,Mudhoney...) y como es lógico su sonido mantiene su espíritu retro lo que no supone que renuncien a incluir algunos aderezos a su sonido tal y como sucede en “Tribute to Charlie”, homenaje al cantante de UK Subs Charlie Harper y en definitiva a toda una generación, en la que hace acto de aparición una vibrante sección de metales que ayuda en la consecución de un ritmo vibrante. En “Foxy society” sucede algo similar, aunque con algo menos de presencia, con un piano que suena desbocado en la introducción.

Como suele ser habitual en la banda de Seattle el disco contiene un buen número de temas auténticamente acelerados y energéticos como demuestran las descaradas “Ambulance man” o “Misdirected, esta muy crítica con la incitación a la jóvenes a dar su vida por el ejército, la muestra de punk al estilo angelino que es “Damaging acts”, los ritmos juguetones de “I can´t do things” o el sonido melódico cercano a The Undertones en “All this attention is killing me”.

Del espíritu de la New Wave y de sus representantes más ilustres como The Jam o Elvis Costello and the Attractions beben composiciones como”Head over heels”, el casi medio tiempo que es “She liked Helter Skelter” o “77”, con sus cambios de ritmo y compuesta por Duncan Reid, ilustre componente de The Boys.

Puede que el punk ya no exista y que esté muerto, incluso a lo mejor antes de haber nacido, lo que no hay género de duda es que The Cute Lepers se alimenta de ese espíritu surgido a finales de los setenta y que sus composiciones realizados más de 30 años después desprenden ese aroma y vitalidad, mezcla de rabia y de humor, lo que lleva a no reflexioanr sobre nada más que no sea disfrutar del derroche de energía que desprenden.


Escrito originalmente para:
http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article25136