29 dic. 2012

Lo mejor del 2012 (II)


KEPA ARBIZU

La segunda parte, y última, de esta lista de lo mejor del año está dedicada a los discos publicados por grupos/músicos nacionales, y que guarda cierto paralelismo a su homóloga internacional, es decir, se intercalan “leyendas”del rock (interpretado en castellano), con algunos “regresos” y nuevos nombres que apuntan lejos. 

Primero, nombrar a dos que ya son historia de la música “local” como Loquillo y M Clan. Ambos viven una clara mejoría en su carrera en los últimos años. El primero ya había demostrado un incremento sustancial en calidad con “Balmoral”, y ahora, con el regreso total de Sabino Méndez en "La Nave de los Locos", ha conseguido dar forma a un disco realmente imponente. Algo parecido a lo sucedido con los murcianos, que ya en su anterior álbum habían alcanzado un nivel reseñable de madurez al conjugar su sonido de hard rock con el soul y que ahora lo han corroborado con un resultado soberbio bajo el título de “Arenas Movedizas”. 

Tras el nombre de Pájaro se encuentra Andrés Herrera, guitarrista habitual de bandas y artistas como Pata Negra o Silvio Melgarejo, y que su presentación en solitario ha sido toda una revelación. En “Santa Leone” encontramos un amplio abanico de influencias, del rock and roll al surf pasando por el sonido western, y todo ello impregnado de un sentimiento sureño (andaluz) evidente. Luis Auserón, mitad de Radio Futura, durante su carrera en solitario se ha manejado por todo tipo de estilos. Ahora con “Lejos” ha optado por un sonido minimalista, cercano al folk y repleto de dramatismo, todo un acierto viendo un resultado de emocionantes composiciones de lírica punzante. 

Pul Zinnard, integrante de The Pauls, ha sido otra de las gratísimas sorpresas que ha deparado el año, haciendo todo un, diverso, tratado de rock americano en “Orbit One”, que puede mirarse cara a cara con cualquiera del género. Algo que se le puede aplicar a Julián Maeso, aunque en este caso encontraremos en “Dreams are Gone” una visita por la música “negra”. 

A pesar de que Amigos Imaginarios y Los Deltonos han editado sus discos ya finiquitándose el año, y por lo tanto todavía les queda recorrido y espacio para ser más plenamente disfrutados, ambos han demostrado el excepcional estado de forma en el que se encuentran. Los cántabros a base de un rock de raíces elegante y puro, además esta vez (“Saluda al campeón”) aderezado por su mirada crítica contra la realidad y Santi Campos y los suyos en su punto culminante, con su personal manera de asimilar los estilos y/o influencias (del folk al soul), con unas letras y un sonido totalmente identificativo y emotivo, características todas ellas presentes en "Museo de Reproducciones".