18 mar. 2013

“Electric”, de Richard Thompson. Intensa y emotiva electricidad



KEPA ARBIZU


Bob Dylan, Neil Young, Paul McCartney, Bruce Springsteen, Richard Thompson, podría ser una lista bastante representativa de algunos de los iconos del rock vivos más importantes. Probablemente muchos verán una incongruencia en el último nombre que aparece en ella por no ser tan representativo como el resto de sus “acompañantes”. Obviando el parámetro de la fama, el inglés está a la altura, como mínimo, de todos ellos y no sólo por su influencia en el pasado con sus brillantes Fairport Convention o en compañía de su mujer Linda Thompson, sino también por una carrera en solitario, hasta el día de hoy, inconmensurable. 

Hacer un balance de la historia artística y personal, ambas igual de apasionantes, del músico sería inabarcable, valga como rápido y conciso resumen que estamos ante un guitarrista, cantante y letrista excelso. En él se dan cita tanto el folk como el rock además de ser poseedor de un talento y estilo peculiar (cálido pero punzante) con las seis cuerdas, un tono de voz profundamente épico y un creador de historias en las que nos podemos encontrar la parte más oscura del ser humano, un particular sentido del humor e incluso un interés por lo social. 

Para este disco “Electric”, que hace honor a su nombre (aunque que nadie espere un cambio sustancial en lo esencial), Richard Thompson se presenta en formato trío, para implementar esa sensación de contundencia, acompañado a la batería por Michael Jerome y Taras Prodaniuk al bajo, músicos que le han acompañado en sus recientes trabajos y en la última gira. Todo ello ha tomado forma en el estudio casero de Buddy Miller en Nashville y bajo la producción del mismo. 

Un elemento destacable en el “nuevo” sonido de este disco es la presencia ocasional de unas percusiones que imponen un ritmo acelerado, aportando un toque casi funk. Así se puede observar por ejemplo en “Stony Ground”, en la que esa sensación se mezcla con el típico folk que suele hacer el inglés, con ese deje “medieval”, o en la tensión que desprende el blues rock de “Sally B”. El ejemplo más sólido de lo comentado es “Stuck On The Treadmill”, canción que retrata a la perfección la angustia del ciudadano medio inmerso en la rueda explotadora del sistema, donde la guitarra adopta una forma, que aunque pueda sonar extraño, puede llegar recordar a bandas como Living Colour o los primeros Red Hot Chili Peppers. Dentro de esa corriente más acelerada que se observa en el trabajo también hay que incluir un tema como el genial “Straight and Narrow”, aderezado con un animoso ritmo puramente “sesentero”, en el que sobresale la utilización de un órgano Farfisa, pero dentro de un contexto de rock muy compacto. 

La inmersión en un territorio más asociado a lo que se entiende por música de raíces también irá aparejado con un tipo de composiciones más relajadas e íntimas. “Where’s Home” es un medio tiempo en el que la aportación del violín consigue un tono más “campestre” y una cierta armonía. Habrá otras canciones que irán adentrándose de manera más contundente en el folk y todas, de una forma u otra, con una gran intensidad. En “Another Small Thing In Her Favour” será su forma de cantar la que lidere el pulso dramático de la canción; “The Snow Goose” se presenta más desnuda y pasional todavía, además cuenta con la presencia de la cantante Alison Krauss y “Saving the Good Stuff For You” se bambolea a ritmo cercano a lo típicamente irlandés. 

Puede ser que “Electric”, a pesar de ser un disco notable y por el que casi cualquier banda vendería su alma al diablo, quede incrustado en la carrera de Richard Thompson sin sobresalir especialmente, cosa que no impide que asistamos a otra muestra de la capacidad que tiene este músico para, desde una forma radicalmente personal, por medio de la aceleración o desde postulados más íntimos, conseguir transmitir una intensidad y sentimiento al alcance de muy pocos. 

Escrito originalmente para: http://www.culturamas.es/blog/2013/03/18/electric-de-richard-thompson-intensa-y-emotiva-electricidad/