20 mar. 2014

“English Oceans” de Drive-By Truckers. Pintando de rock el universo americano


KEPA ARBIZU

 Drive-By Truckers es una de las bandas esenciales dentro del rock en las últimas décadas. Sin poner en duda dicho galardón es cierto que habría que diferenciar algunas de sus épocas. Si bien es cierto que siempre han mantenido una identidad muy clara y definida, es con la interconexión entre sus tres cerebros creadores: Hood, Cooley e Isbell, cuando alcanzaron cotas realmente brillantes y cuando consiguieron lograr ese status. Tras el abandono del último de los citados, el grupo parece vivir en una cierta indefinición que les ha llevado hasta este nuevo álbum, “English Oceans”, que se mueve entre los intentos por recuperar la esencia y ese llanura creativa en la que últimamente se han situado. 

Entre sus características principales, y uno de esos detalles que hace a los de Athens ser realmente especiales y dignos de distinción, está su poso literario, siempre muy relacionado con todo lo que rodea el imaginario narrativo sureño, a la hora de abordar las temáticas de sus canciones. Otro elemento a tener en cuenta por repetitivo y habitual, por lo tanto destacable a la hora de elaborar su sonido, es la participación como productor de David Barbe, que podría ser perfectamente considerado uno más de la banda. Algo que ya no se puede decir de su hasta ahora (en cuanto a grabaciones) bajista Shonna Tucker, que ha dejado el puesto a Matt Patton, una baja sin la trascendencia de la de Isbell pero que a la larga también deja su huella. 

Entre esos vaivenes y la necesidad de consolidar su suelo creativo, este disco nace con la esperanza de activar al grupo, o por lo menos así lo han considerado ellos mismos al catalogarlo como una vuelta a los orígenes más crudos de la banda. Una consideración cuanto menos discutible; lo que no lo es, y esto sí es un cambio significativo, es que Mike Cooley ha adoptado un mayor peso específico a la hora de componer, y si en ocasiones ha sido poco más que anecdótico en esas labores ahora se ha hecho cargo de prácticamente la mitad de los temas que dan forma al álbum. Una decisión acertada pero que a la postre tampoco es esencial ni definitiva para ese esperado resurgimiento. 

El inicio del disco por medio de ese rock and roll sureño, al estilo The Rolling Stones, que es “Shit Shot Counts” puede inducir a error a la hora de determinar el rumbo que va a tomar. Se trata de un signo de agresividad y ritmo pero que no marca el devenir futuro de las composiciones. Algo que en principio no es ni bueno ni malo, sobre todo viendo que acto seguido aparecen esos signos inequívocos de la banda como son la voz, marcada por el dramatismo, de Hood y unos riffs repletos de épica y fuerza, con influencia clara de Neil Young, para dar vida a “When He’s Gone”. En una estela guitarrera, pero algo más desinflada, se desarrollan “Hearing Jimmy Loud” o “Primer Coat”, ambas con Cooley de protagonista y esa bohemia elegancia tan suya. 

Habrá también momentos para el acercamiento hacia el folk, como en la evocadora “Hanging On” o en “Made Up English Oceans”, que por medio de un ritmo trotón con aroma de western se convierte en una dura crítica política. Un sentido más blues alcanzará la elegante, aunque taciturna, “Natural Light”. La emotividad de “When Walter Went Crazy” nos prepara para el impactante final que llega por medio de la afectada “Grand Canyon”, tomando el relevo de bandas como Green on Red, que está dedicada a la memoria de un acompañante de la banda fallecido recientemente. 

 Es difícil evaluar un disco como este “English Oceans”, ya que tiene mucho de eso que ha hecho elevarse a Drive-By Truckers hasta ser una de las referencias básicas del rock americano en los últimos años, pero también es un ejemplo claro de la situación que vive, incapaz de recuperar todo la épica y la fuerza, o por lo menos de mantenerla a lo largo de todo un álbum, que han demostrado ser capaces de ofrecer. Con todo, estamos ante un disco que supera a muchísimos de sus competidores y que su escucha es más que recomendable, pero es tan difícil abstraerse del pasado… 

Escrito originalmente para: http://www.culturamas.es/blog/2014/03/07/english-oceans-de-drive-by-truckers-pintando-de-rock-el-universo-americano/